Declaradas Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial en el año 2015, las marzas constituyen una de las tradiciones más ancestrales de Cantabria, teniendo un especial arraigo en las zonas interiores y más concretamente, en los valles de Saja y Nansa, donde prácticamente nunca se han dejado de realizar.

Ya en 1925, el Diccionario de la RAE, definía las marzas como: "marzas (de marzo), f. pl. Coplas que los mozos santanderinos (cántabros) van cantando de noche por las casas de las aldeas, en alabanza de la primavera, de los dueños de la casa, etc. Obsequio de manteca, morcilla. Etc., que se da en cada casa a los marzantes".Las marzas son una costumbre muy extendida en el norte de España y norte de Castilla León, y existen costumbres similares en otras regiones, como puedan ser los mayos en Ciudad Real.


Según la tradición, la última noche de Febrero y las primeras de Marzo, las rondas de mozos solteros, recorren las casas de los pueblos cantando romances para dar la bienvenida a la primavera, a cambio de aguinaldo en metálico o en especie.

Leer más